Crean un panel solar que genera electricidad por la noche

Esta noticia llega gracias a:

 

 

 

Ingenieros de la Universidad de Stanford (California, EE UU) han desarrollado un panel solar que es capaz de generar electricidad también de noche. ¿La razón? Su tecnología percibe la diferencia de temperatura entre el aire y el calor residual de las placas solares y trabaja con eso.

El autor principal Sid Assawaworrait y su equipo diseñaron su panel solar con un generador termoeléctrico integrado. Mediante este instrumento, el sistema reconoce la diferencia de temperatura entre las placas y el ambiente.

Durante el día, hay una luz que viene del Sol y golpea la celda solar, pero durante la noche, ocurre lo contrario–explica Assawaworrait-. De hecho, sale luz, y la usamos para generar electricidad por la noche”.

La revista Interesting Engineering afirma que, con estas palabras, el investigador quiere decir que los paneles solares emiten radiación infrarroja “como todo lo que es más cálido que el cero absoluto”.

 

La instalación va sobre el tejado y la corriente continua que generan los paneles baja hasta el inversor.
Paneles fotovoltaicos que generan electricidad: esta es la tecnología que te hará pagar menos en tu factura de la luz

 

Según recoge el estudio, la cantidad de energía que recibe la Tierra del Sol es de aproximadamente 170.000 teravatios. Además, los investigadores calculan que el 30% se refleja por las nubes, las partículas en la atmósfera y superficies reflectantes. Pero, como comenta el autor principal, por la noche ocurre al revés.

 

Assawaworrait menciona que los fotones “salen al cielo nocturno” y “enfrían la celda solar”. Con este proceso, el investigador informa que los fotones se llevan el calor con ellos. Eso significa que una noche sin nubes hace que la superficie del panel solar se encuentre unos grados más fríos que el aire de alrededor.

 

La diferencia de temperatura es lo que aprovechan los paneles solares de Assawaworrait y su equipo gracias a la integración de un generador termoeléctrico. Mediante este dispositivo, los investigadores han logrado conseguir energía por la noche y no solo durante las horas de Sol.

El equipo utilizó su invento en la azotea de la universidad en una noche despejada y comprobó que se generaban unos 50 milivatios por cada metro cuadrado de panel solar. Assawaworrait considera que “es posiblemente un número récord”, pero junto a su equipo cree que podrían generar el doble de esa cantidad.

 

 

Lo más positivo se logra cuando tomamos en cuenta a los demás y actuamos para proteger el futuro del planeta y sus habitantes.

Recuerda que SI GASTAS AGUA DE MÁS, SE LA QUITAS A LOS DEMÁS.

Los Knocker-up

Un Knocker-up (a veces conocido como knocker-upper, traducido al español “despertador”) fue una profesión en Inglaterra e Irlanda durante la Revolución Industrial y los años 1920, antes que los relojes despertadores fuesen asequibles. Este trabajo consistía en despertar a la gente para que pudieran llegar a tiempo a sus empleos.

 

El knocker-up usaba una vara o palo corto para golpear en la puerta de las viviendas de sus clientes, o largo, generalmente hecho de bambú, para alcanzar ventanas o pisos altos. Al menos uno de ellos utilizó una cerbatana.​ El pago era semanal, y el knocker-up no se retiraba de la vivienda sin estar seguro de que su cliente se había despertado.

Había grandes cantidades de personas haciendo este trabajo, especialmente en las grandes ciudades industriales como Mánchester. Generalmente era realizado por hombres y mujeres ancianos, pero a veces oficiales de policía ganaban algún dinero extra realizando este trabajo durante sus patrullajes de madrugada.

CEO de Snapchat sorprende a 285 estudiantes con el pago de su deuda estudiantil

Esta noticia llega gracias a:

 

 

El CEO de Snapchat, Evan Spiegel, realizó junto a su esposa una donación que cubre la deuda estudiantil de 285 graduados del Otis College of Art and Design de Los Ángeles.

 

El fundador de Snapchat, Evan Spiegel, les ha dado una buena noticia a 285 graduados del Otis College of Art and Design de Los Ángeles. Junto con su esposa, la modelo y actriz Miranda Kerr, anunciaron que cubrirán la deuda estudiantil de esta promoción de artistas.

Esta donación, sin monto total público, proviene de The Spiegel Family Fund, una organización filantrópica dedicada a las artes, la educación, los derechos humanos y alojamiento. Sin embargo, reportes señalan que el aporte de la familia Spiegel supera a la donación más grande recibida por la entidad educativa, estimada en 10 millones de dólares.

 

“La deuda estudiantil pesa mucho sobre nuestros graduados diversos y talentosos”, dijo Charles Hirschhorn, presidente de la escuela, en un comunicado. “Esperamos que esta donación brinde un alivio muy merecido y los empodere para perseguir sus aspiraciones y carreras, pagar esta generosidad y convertirse en los próximos líderes de nuestra comunidad”.

 

Esta donación llega en un momento difícil para el financiamiento educativo, el motivo de deuda más grande en Estados Unidos detrás de las hipotecas. En total, los préstamos estudiantiles de 43 millones de estadounidenses generan una deuda activa de 1,600 millones de dólares.

El CEO de Snapchat mencionó que estuvo una temporada en el Otis College mientras cursaba la secundaria, justo antes de ingresar a Stanford.

“Cambió mi vida y me hizo sentir como en casa”, dijo Spiegel a los estudiantes en la graduación de la escuela, según LA Times. “Me sentí empujado y desafiado a crecer rodeado de artistas y diseñadores súper talentosos, y todos estábamos juntos”.

Tanto Spiegel como su esposa, la fundadora de la marca de cuidados de la piel Kora Organics, recibieron títulos honorarios de Otis College. “Es un privilegio para nuestra familia retribuir y apoyar a la Clase de 2022, y esperamos que este obsequio permita a los graduados perseguir sus pasiones, contribuir al mundo e inspirar a la humanidad en los años venideros”, señaló la pareja ante los estudiantes.

Lo más positivo se logra cuando tomamos en cuenta a los demás y actuamos para proteger el futuro del planeta y sus habitantes.

Recuerda que SI GASTAS AGUA DE MÁS, SE LA QUITAS A LOS DEMÁS.

“La clase de TikTok” el programa universitario para monetizar tu cuenta en esta red social

La clase de TikTok. Así es más fácil referirse al programa de formación denominado “Construyendo Audiencias Globales” que es dictado en la Universidad de Duke, en Estados Unidos.

Este centro de estudios ubicado en Carolina del Norte, ofrece herramientas a sus estudiantes para optimizar su presencia en redes sociales.

 

La clase de TikTok, ‘Construyendo audiencias globales’

El curso de crédito completo de Duke, enseña a los estudiantes universitarios en el campus de Durham, Carolina del Norte, cómo optimizar su presencia en las aplicaciones de redes sociales.

Durante el semestre, los estudiantes de la clase del profesor Aaron Dinin ganaron colectivamente 145 mil seguidores y obtuvieron 80 millones de visitas para los videos que produjeron.

Enseñando TikTok

Las clases centradas en las redes sociales no son un concepto novedoso en las universidades de EE.UU.

A medida que plataformas como Twitter, YouTube e Instagram  adquirieron un papel central en la cultura de los influencers, los cursos de marketing y comunicación digital se convirtieron en una parte esencial de la educación universitaria; es decir, se facilita el camino para cualquier persona interesada en tomar este rumbo.

Dinin, que tiene un doctorado en inglés y experiencia como emprendedor tecnológico, había estado enseñando marketing social para el Innovation & Entrepreneurship Institute de Duke cuando se dio cuenta de la cantidad de estudiantes que hacían algún tipo de creación de contenidos, y decidió crear una clase en torno a ello.

Por supuesto que no fue fácil convencer a la Universidad de Duke, ya que para algunos, las redes sociales parecen un fenómeno fugaz o una pérdida de tiempo.

Sin embargo, Dinin lo ve como una nueva forma de comunicación y arte.

“Hay una sensación de las generaciones anteriores de que ser un influencer es este tipo de cosas superficiales de la Generación Z”, dijo Dinin.

“Pero la realidad es que estas plataformas de medios son así como es el mundo. Hay muchas oportunidades empresariales y mucho alcance”, concluyó.  

A veces una cuenta popular de TikTok es más valiosa que un título, por eso las universidades deben ser atractivas y adaptarse.

La alumna que gana miles de dólares por su cuenta de TikTok

Una de las alumnas de segundo año, Natalia Hauser, tiene una cuenta de TikTok que la ayuda a generar entre mil y 7 mil dólares al mes a través de asociaciones con marcas como Barnes & Noble, Macy’s, Canon y Pepsi.

A veces, ha ganado hasta 5 mil dólares con una sola publicación.

Con esta clase ella llegó a los 227 mil seguidores, luego de sumar 12 mil nuevos followers.

Hauser,  o @natisstyle, dijo que la clase le enseñó a negociar con las marcas y a calcular cuánto podría cobrar por su trabajo.

Sus videos se centran principalmente en su rutina de belleza y de moda, así como las situaciones cotidianas de su familia en Miami.

“No creo que la gente entienda cuánto dinero hay en esta industria”, dijo Hauser. “Implica mucha negociación”.

Viernes 13: ¿Por qué se considera un día de mala suerte?

Coincidencia o no … algunos hechos históricos ha acontecido un viernes 13 lo que ha ayudado a alimentar la idea de que de que un día como hoy vendrá acompañado de malas vibras o mala suerte.

Unos de los casos que han alimentado esta situación son los siguientes:

  • Fue justo el viernes 13 de diciembre de 1939 cuando tuvo lugar el conocido “viernes negro” en Victoria, Australia, al presentarse uno de los incendios forestales más devastadores de la historia, dejando 71 personas muertas y alrededor de 20 mil kilómetros cuadrados perdidos.
  • El viernes 13 de octubre de 1307 se dio la caída de los Templarios, al ser capturados y presentados ante el tribunal de la inquisición católica. La mayoría de ellos fueron asesinados, acusados de cometer algunos crímenes contra la cristiandad.
  • De la misma manera, el viernes 13 de octubre de 1972 se presentó el accidente aéreo del vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya en Los Andes, en el que viajaba 40 pasajeros y 5 tripulantes. En ese vuelo iba el equipo de rugby de Uruguay. 72 días después fueron rescatadas sólo 16 personas con vida. Para sobrevivir tuvieron que alimentarse de los compañeros muertos.

Algunos datos curiosos sobre el viernes 13 a lo largo de la historia

  • Las leyendas nórdicas cuentan a 13 espíritus malignos
  • La baraja tiene un naipe con el número 13, el cual es representado por la muerte
  • Los aviones no cuentan con una fila de asientos número 13, así como algunos hoteles tampoco tienen piso con ese número
  • Se dice que en el pasado las brujas viajaban en grupos de 13
  • Jesucristo fue crucificado un día 13
  • En total, fueron 13 los presentes en la última cena, incluido Judas Iscariote, quien traicionó a Jesús
  • Cuando Adán y Eva comieron el fruto prohibido fue un viernes
  • Caín mató a su hermano Abel en viernes

La ciudad ecológica milagrosa con un rascacielos de madera de 20 pisos

Skellefteå tiene escuelas de madera, puentes e incluso aparcamientos. Y ahora tiene uno de los edificios de madera más altos del mundo. Hablemos de Suecia para ver cómo es un futuro consciente del clima

Cuando llega para aterrizar en el aeropuerto de Skellefteå, en el extremo norte de Suecia , lo recibe una torre de control de tráfico aéreo de madera que sobresale de un bosque interminable de pinos y abetos. Después de subir a un autobús de biogás a la ciudad, pasarás por bloques de apartamentos de madera y escuelas de madera, cruzarás un puente de madera y pasarás un aparcamiento de varios pisos de madera, antes de llegar finalmente al centro, que ahora alberga uno de los nuevos edificios de madera más altos del mundo. .

“No somos los talibanes de madera”, dice Bo Wikström, de la agencia de turismo de Skellefteå, mientras dirige a un grupo de visitantes en un “safari de madera” de sus edificios. “Otros materiales están permitidos”. Pero, ¿por qué construir algo más cuando estás rodeado de 480 000 hectáreas de bosque?

Si te estás preguntando cómo es un futuro consciente del clima, la pequeña Skellefteå subártica tiene algunas de las respuestas. En un claro a las afueras se encuentra actualmente en construcción la fábrica de baterías más grande de Europa . La próxima generación de baterías para vehículos eléctricos no solo se producirá aquí, sino que también se reciclará. Los helicópteros eléctricos pronto podrán transportar a los visitantes a la gigantesca gigafábrica de Northvolt , mientras que los aviones eléctricos de mayor distancia se están probando en las cercanías.

Tour de force de la madera... el auditorio.
 Tour de force de la madera… el auditorio. Fotografía: Oliver Wainwright

Skellefteå funciona con energía 100 % renovable a partir de energía hidroeléctrica y eólica, y recicla 120 000 toneladas de desechos electrónicos al año, y el exceso de calor del proceso se devuelve al sistema de calefacción de toda la ciudad. Y ahora, con 20 pisos por encima del horizonte de poca altura, Skellefteå tiene un monumento apropiado para sus credenciales de reducción de carbono. El Centro Cultural Sara y su imponente Wood Hotel se destacan como faros de lo que es posible hacer con la madera y almacenan alrededor de 9,000 toneladas de carbono de la atmósfera en el proceso.

“Cuando vi la propuesta del concurso, no pensé que sería posible construir”, dice el alcalde, Lorents Burman. “¿Veinte pisos de altura en madera? ¿En Skellefteå? Gracias a tres equipos de ingenieros estructurales y la experiencia en prefabricación de la región, la torre de madera ahora se erige como modelo para una nueva generación de “raspadores de capas” .

La tecnología detrás de esto es sorprendentemente simple. Los dos materiales principales son la madera laminada encolada (glulam) y la madera contralaminada (CLT). El primero está hecho de capas de madera unidas entre sí, con el grano corriendo en la misma dirección, lo que le otorga una mayor capacidad de carga que el acero y el hormigón, en relación con su peso. Es ideal para columnas y vigas, y forma los huesos estructurales del centro cultural, que alberga dos teatros, un museo, una galería de arte y una biblioteca.

Mientras tanto, CLT es como madera contrachapada de gran tamaño, con cada capa pegada en ángulo recto con la siguiente. Esto lo hace fuerte en todas las direcciones, por lo que es perfecto para paredes y losas de piso. Los núcleos de los ascensores en cada extremo de la torre de 20 pisos están hechos de CLT, con módulos de habitaciones de hotel prefabricados apilados entre ellos, incorporando columnas de glulam en sus esquinas para mayor resistencia. Finalmente, la fachada de vidrio de doble piel mantiene las habitaciones aisladas en invierno y frescas en verano, ya que el aire caliente asciende entre los paneles de vidrio.

La naturaleza de “autoacabado” de la madera maciza estructural, que simplemente se puede dejar expuesta, significa que la torre fue increíblemente rápida de construir, eliminando los oficios húmedos habituales de enyesado y decoración. Se ahorró un año entero utilizando madera, en comparación con el acero y el hormigón, con una planta completada cada dos días. El número de entregas de camiones también se redujo en aproximadamente un 90%, con prácticamente cero desperdicios en el sitio. Como piezas de un modelo gigante de madera de balsa, las piezas procedían de fábricas listas para ser atornilladas, algunas en paneles de 27 metros de largo, mientras que los árboles se cosecharon en un radio de 60 km del sitio, y desde entonces se han reabastecido. Al igual que los menús de los restaurantes forrajeros del bosque de la región , este es un abastecimiento local significativo en lugar de una apariencia verde.

Árbol coronado… una de las habitaciones del hotel.
 Árbol coronado… una de las habitaciones del hotel. Fotografía: Oliver Wainwright

 

El clima no es el único beneficiario. La construcción en madera parece tener un efecto positivo en los trabajadores de la construcción. Mientras que un sitio de construcción normal es un lugar ruidoso y tóxico de humos y polvo, uno de madera es una imagen de serenidad. “La gente que construye esto nunca volvería al acero y el hormigón”, dice Jesper Åkerlund del contratista Holmen, que está analizando mejoras en la salud mental de su fuerza laboral después del proyecto. Sin embargo, hay un inconveniente, al menos desde la perspectiva del hotel: “Las paredes de madera en bruto absorben las manchas como el vino tinto mucho más rápido que una pared pintada”, dice Sara Johansson, del grupo hotelero Elite, “así que tenemos que estar listos para limpiar”. ¡mucho mas rápido!”

Con todas estas paredes, techos y pisos de madera a la vista, el lugar se siente como una sauna gigantesca, con el aroma a juego. Pero fíjate bien y verás que no todo es madera. Grandes placas de acero están atornilladas a través de las gigantescas paredes de madera contrachapada en el quinto piso, lo que revela la presencia de una gran armadura de acero, utilizada para transferir el peso de la torre a las paredes del centro cultural, lo que hace posible tener un espacio libre de columnas. abajo. También se usa hormigón en los dos pisos superiores, para evitar que la torre se balancee demasiado con el viento.

“Queríamos que el edificio fuera legible”, dice Oskar Norelius de White Arkitekter , el estudio de arquitectura más grande de Escandinavia, con años de experiencia en la construcción en madera, “para que la gente pueda ver cómo encaja”. En consecuencia, delgadas varillas de acero forman una cuna de gato de refuerzos en las cerchas sobre el nivel abierto principal del centro cultural, encadenadas entre gruesos bloques de madera. El auditorio principal, con capacidad para 1.200 personas, es una hazaña de madera, con grandes vigas de madera laminada que saltan por el techo y cuñas de madera tallada que actúan como difusores acústicos alrededor de las paredes. “Hay una suavidad en todo el lugar”, dice Fransesca Quartey, directora del teatro regional de Västerbotten. “Simplemente te hace sentir feliz”.

También es a prueba de incendios. CLT es muy lento para encenderse, diseñado aquí con una capa de sacrificio adicional de 4 cm en cada lado que se carbonizaría en caso de incendio, protegiendo la estructura durante 120 minutos. Las superficies también han sido tratadas con retardantes de fuego, y el complejo está completamente rociado, alimentado por baterías en lugar del motor diésel habitual.

'Muchos edificios ahora tienen un cerebro, pero hemos agregado oídos'... el centro y el hotel desde el nivel del suelo.
 ‘Muchos edificios ahora tienen un cerebro, pero hemos agregado oídos’… el centro y el hotel desde el nivel del suelo. Fotografía: Oliver Wainwright

De acuerdo con la red de energía avanzada (y de propiedad municipal) de la ciudad, el edificio utiliza inteligencia artificial para monitorear el uso de energía y predecir las necesidades de calefacción, así como para comunicarse con los edificios circundantes. El exceso de energía producido por los paneles solares del edificio puede enviarse al centro de viajes cercano, por ejemplo, o guardarse en baterías en el sótano. Si el centro cultural necesita más calor, se puede transferir el excedente de un edificio vecino que se está enfriando. “Muchos edificios ahora tienen un cerebro”, dice Patrik Sundberg de Skellefteå Kraft, la compañía de energía de la ciudad. “Pero hemos añadido orejas. Estará escuchando y aprendiendo todo el tiempo”.

Esta maravilla de madera puede parecer una novedad única, un trofeo para exhibir la industria maderera local, solo factible debido a la ubicación. Pero los arquitectos están interesados ​​​​en enfatizar que el mismo proceso podría replicarse en cualquier lugar, a muchos cientos de millas de un bosque. “Actualmente estamos estudiando hasta dónde podríamos transportar este edificio sin deshacer el ahorro de carbono”, dice Robert Schmitz de White Arkitekter. “Creemos que probablemente podría dar dos vueltas al mundo y seguir siendo neutral en carbono”.

Quedan muchas barreras en el camino: el poder de cabildeo de los fabricantes de concreto, una industria de seguros reacia a la innovación, regulaciones de construcción retrógradas y una cultura de la construcción renuente al cambio. Pero como el único material de construcción verdaderamente sostenible, con beneficios en velocidad, salud y bienestar más allá del ahorro de carbono, el futuro es la madera.

Enzima que descompone plásticos: Una nueva esperanza para el medio ambiente

Esta noticia llega gracias a:

 

 

Una variante de enzima creada por ingenieros y científicos de la Universidad de Texas en Austin puede descomponer los plásticos que estrangulan el medio ambiente y que normalmente tardan siglos en degradarse en cuestión de horas o días. Este descubrimiento, publicado hoy en Nature, podría ayudar a resolver uno de los problemas ambientales más apremiantes del mundo: qué hacer con los miles de millones de toneladas de desechos plásticos que se acumulan en los vertederos y contaminan nuestras tierras y aguas naturales. La enzima tiene el potencial de potenciar el reciclaje a gran escala, lo que permitiría a las principales industrias reducir su impacto ambiental mediante la recuperación y reutilización de plásticos a nivel molecular.

“Las posibilidades son infinitas en todas las industrias para aprovechar este proceso de reciclaje de vanguardia”, dijo Hal Alper, profesor en el Departamento de Ingeniería Química de McKetta en UT Austin. “Más allá de la obvia industria de gestión de residuos, esto también brinda a las corporaciones de todos los sectores la oportunidad de tomar la iniciativa en el reciclaje de sus productos. A través de estos enfoques enzimáticos más sostenibles, podemos comenzar a imaginar una verdadera economía circular de plásticos”. El proyecto se centra en el tereftalato de polietileno (PET), un polímero importante que se encuentra en la mayoría de los envases de consumo, incluidos los envases de galletas, las botellas de refrescos, los envases de frutas y ensaladas y ciertas fibras y textiles. Constituye el 12% de todos los residuos globales. La enzima pudo completar un “proceso circular” de descomponer el plástico en partes más pequeñas (despolimerización) y luego volver a unirlo químicamente (repolimerización). En algunos casos, estos plásticos se pueden descomponer por completo en monómeros en tan solo 24 horas. Investigadores de la Escuela de Ingeniería y la Facultad de Ciencias Naturales de Cockrell utilizaron un modelo de aprendizaje automático para generar mutaciones novedosas en una enzima natural llamada PETasa que permite que las bacterias degraden los plásticos PET. El modelo predice qué mutaciones en estas enzimas lograrían el objetivo de despolimerizar rápidamente el plástico residual posconsumo a bajas temperaturas.

A través de este proceso, que incluyó el estudio de 51 envases de plástico posconsumo diferentes, cinco fibras y telas de poliéster diferentes y botellas de agua hechas de PET, los investigadores demostraron la eficacia de la enzima, a la que denominan FAST-PETase (funcional, activa, PETasa estable y tolerante). “Este trabajo realmente demuestra el poder de unir diferentes disciplinas, desde la biología sintética hasta la ingeniería química y la inteligencia artificial”, dijo Andrew Ellington, profesor del Centro de Sistemas y Biología Sintética, cuyo equipo dirigió el desarrollo del modelo de aprendizaje automático. El reciclaje es la forma más obvia de reducir los desechos plásticos. Pero a nivel mundial, se ha reciclado menos del 10 % de todo el plástico. El método más común para deshacerse del plástico, además de arrojarlo a un vertedero, es quemarlo, lo cual es costoso, consume mucha energía y arroja gases nocivos al aire. Otros procesos industriales alternativos incluyen procesos muy intensivos en energía de glucólisis, pirólisis y/o metanólisis. Las soluciones biológicas consumen mucha menos energía. La investigación sobre enzimas para el reciclaje de plástico ha avanzado durante los últimos 15 años. Sin embargo, hasta ahora, nadie había sido capaz de descubrir cómo hacer enzimas que pudieran operar de manera eficiente a bajas temperaturas para que fueran portátiles y asequibles a gran escala industrial. FAST-PETase puede realizar el proceso a menos de 50 grados centígrados. A continuación, el equipo planea trabajar en la ampliación de la producción de enzimas para preparar su aplicación industrial y medioambiental. Los investigadores han presentado una solicitud de patente para la tecnología y están considerando varios usos diferentes. La limpieza de los vertederos y la ecologización de las industrias que producen muchos desechos son las más obvias. Pero otro uso potencial clave es la remediación ambiental. El equipo está buscando varias formas de llevar las enzimas al campo para limpiar los sitios contaminados.

“Al considerar las aplicaciones de limpieza ambiental, necesita una enzima que pueda funcionar en el medio ambiente a temperatura ambiente. Este requisito es donde nuestra tecnología tiene una gran ventaja en el futuro”, dijo Alper. Alper, Ellington, el profesor asociado de ingeniería química Nathaniel Lynd y Hongyuan Lu, investigador postdoctoral en el laboratorio de Alper, dirigieron la investigación. Raghav Shroff, ex miembro del laboratorio de Ellington y ahora científico investigador en el Instituto de Investigación Metodista de Houston, creó el modelo de aprendizaje automático 3DCNN utilizado para diseñar la enzima que come plástico. Danny Diaz, miembro actual del laboratorio de Ellington, adaptó el modelo y creó una plataforma web, MutCompute, para que esté disponible para un uso académico más amplio. Otros miembros del equipo son de ingeniería química: Natalie Czarnecki, Congzhi Zhu y Wantae Kim; y de biociencias moleculares: Daniel Acosta, Brad Alexander, Hannah O. Cole y Yan Jessie Zhang. El trabajo fue financiado por la división de investigación e ingeniería de ExxonMobil como parte de un acuerdo de investigación en curso con UT Austin.

Lo más positivo se logra cuando tomamos en cuenta a los demás y actuamos para proteger el futuro del planeta y sus habitantes.

Recuerda que SI GASTAS AGUA DE MÁS, SE LA QUITAS A LOS DEMÁS.

La MET Gala y el vestido de Marilyn Monroe

La influencer lució el diseño que Jean-Louis le diseño a la actriz para el cumpleaños de John Kennedy en 1962. El naked dress, confeccionado en tela del color de la piel de la actriz y con cientos de pequeños brillantes bordados, es una de las piezas más icónicas lucidas por Monroe.

Kim Kardashian fue la sensación de la MET Gala luciendo uno de los vestidos más icónicos de Marilyn Monroe, pero lo que pocos conocen es la verdadera historia detrás del diseño que hoy es considerado uno de los más costosos de la historia.

Corría marzo de 1962 y Marilyn Monroe visitó al diseñador Jean-Louis con un encargo muy específico, un vestido para la gala que el Partido Demócrata organizaba en el Madison Square Garden para el 19 de mayo, unos días antes de John Fitzgerald Kennedy cumpliera 45 años.

El francés tenía una idea muy clara en mente: un naked dress que resaltara la figura de la actriz. Juntos idearon el vestido, confeccionado en una tela del color de la piel de la actriz y con cientos de pequeños brillantes bordados. Un diseño simple a primera vista, pero sofisticado para quienes apreciaran el arte del buen vestir.

Con un costo total de 1.440 dólares (poco más de 12 mil dólares a día de hoy), pagados por la propia actriz, Jean-Louis y su equipo trabajaron durante meses para el vestido estuviera listo para la gala y la actriz pudiera lucirlo sin problemas.

 

 

Así fue como nació el vestido que convirtió en mito a Marilyn Monroe y su sensual versión de el “Feliz Cumpleaños” para Kennedy que por aquel entonces era su amante.

El famoso diseño, que dio la vuelta al mundo, fue lucido por la actriz solo en esa oportunidad, pero basto para convertirlo en uno de los vestidos más replicados de la historia. Hasta 1999 permaneció guardado bajo siete llaves. En la antesala del nuevo siglo, la casa de subastas Christie’s lo vendió por más de un millón de dólares, muy por encima del valor que Monroe había pagado para su confección.

 

 

En 2016 volvió a ser subastado por Julien’s Auctions pero logrando un valor de 4.8 millones de dólares. Hoy es parte de las reliquias del museo Ripley’s Believe It Or Not, que ha gestionado el permiso para que Kim Kardashian pudiera lucirlo en la gala aunque más no sea por un rato; ya que la influencer lució el diseño original solo para su ingreso en el Met, cambiándolo luego por una replica exacta hecha a su medida.

Dado que el vestido de Monroe no podía adaptarse, Kardashian tuvo que bajar siete kilos en tres semanas para poder lucirlo.

 

 

“Tuve la idea de llevar este vestido, pero cuando me lo probé no me entraba. Así que les dije: ‘Necesito tres semanas y me servirá’. Y perdí siete kilos. Soy una persona con mucha determinación. Creo sinceramente que nadie creyó que podía lograrlo, pero lo conseguí”, dijo.

 

Sin carbohidratos ni azúcares, Kim realizó una dieta basada en vegetales y frutas, además de correr a diario una en una cinta y llevar, dos veces por semana, el llamado “sauna suit”, un traje para realizar ejercicio y propiciar la pérdida de peso a través del calor y la transpiración. No fue una tarea fácil pero bien valió la pena para ver, aunque sea por unos minutos, esa pieza icónica de nuevo en la Alfombra Roja.