Esta pandemia nos hará vivir un día de las madres desde la distancia de una pantalla, pero con la seguridad de que nuestros seres queridos están apostando por mas años juntos. Por eso les preparamos este artículo para recordar las aventuras de ser mamá, esas historias divertidas que un día como hoy cobran sentido. Feliz Día a todas las madres

1. La mini espía

A esta mamá le llegó una nota de la profesora diciendo que su hija Amalia había llegado muy tarde a clases después del receso… Amalia nunca había hecho esto, por lo que algo sospechoso tendría que haber ocurrido… y eso fue exactamente lo que pasó:

“Al preguntarle a mi hija que había pasado, dijo con voz de misterio que se quedó escondida en el baño con su mejor amiga porque querían completar un plan malévolo. Muy seria pero aguantando la risa por dentro, le pregunté de qué se trataba ese plan. ¡Querían llegar a la sala sin que nadie las viera, escondiéndose de la inspectora y sorprendiendo a todos… tal como unas espías!”.

Intenté regañarla pero creo que una vez al año algo de imaginación no hace daño!


2. Comida para compartir y destruida por mis propias normas

Como el comedor se convirtió en mi oficina, he tenido que llevarle varias veces el almuerzo a mi hija a su cuarto.

Llevaba dos semanas sorprendida de que se lo comía todo, dije wow algo bueno saldrá de esta pandemia, la verdad fue que entré al cuarto de sorpresa y veo la escena de Laura y beto ( nuestro perro) compartiendo la comida

al confontarla me responde: «Bueno mamá en el colegio hablamos de los valores y tu también me dijiste que siempre había que compartir? esta mal?

Rayos!!! como puedo zafarme de mi propia trampa, no es una dulzura?


3. Te molesta que tenga novia?

Ha llegado el día que los niños haces esa gran pregunta… ¿mamá yo tendré novia?

Llena de emoción no se porque, le digo claro hijo una niña que quieras mucho. «Que bien mama me buscare una y le enseñare a jugar playstation, y comeremos aquí en la casa» umm hasta ahí me fue gustando la cosa. Cada vez que podía me decía: ¿Qué haces mamá? – yo: pastel y su respuesta » le haremos uno a mi novia » – yo por dentro: que se haga su comida jajajaja,  y poco a poco me di cuenta que fui convirtiéndome en la suegra insoportable de una novia futura de un niño de 7 años jajajajaja.

Todo se me pasó cuando un día me pregunta ¿ Te molesta que tenga novia? a lo que respondí noooo, para nada. Y me dice; se que si pero no importa porque tu fuiste primero y siempre te amare a ti. Ahí se me olvido todo así que ya puede venir la noovia por su pastel jajajajaja


4. Acción Refrescante en el verano

Un día de verano, Carlitos decidió refrescarse DE VERDAD…

Era miércoles y hacía muchísimo calor en el jardín. Las tías, al ver que los niños tenían sus cachetes sonrojados de tanto calor, decidieron llevarlos al patio para refrescarlos con pistolas de agua. Pero a Carlitos eso no le pareció suficiente. ¿Qué son unas pequeñas pistolitas de piñata? Él necesitaba más potencia. Así que fue por la manguera y, generosamente, los mojó a todos, sí, ¡a todos! Incluidas las tías. ¿Quién no querría refrescarse con semejante calor?


5. “No hay tarea mamá”

“Sebastián me dijo que no había tarea. Le volví a preguntar y me volvió a insistir en que no. Estuve a punto de creerle, hasta que abrí su mochila. No sólo estaban tooodos sus libros y cuadernos, sino que estos estaban llenos de pegamento y encima de él, escarcha. Antes de empezar a hacer las tareas nos pusimos a limpiar. Cuando terminamos, los dos brillábamos con escarcha encima. Al verme llena de escarcha, sus ojitos se iluminaron y me dijo ‘ahora sí que te ves linda mamá, con muchos brillos como las princesas’. Me derretí”.

…y Si, había tarea!!


6. Un pequeño muy estudioso

El pequeño Raúl, de solo 3 años, estaba ansioso por entrar al colegio, pero parece que su ansia era incontrolable…

“Era su primer día de clases y la emoción lo superaba. Llegamos al jardín y se puso a gritar como loco para que lo dejaran entrar. Se pegó a la reja y comenzó siguió gritando, era imposible que alguien no lo notara: ‘tíaaaaa ábrame la puerta que quiero estudiar’. Por supuesto, todos lo escucharon y se rieron al mismo tiempo. Cuando le abrieron, entró corriendo a su salón. Lo que me queda claro es que un estudiante problema no va a ser”.


7. Mi hijo el Casanova

Tenemos un hijo que es todo un casanova!

“Cuando estaba en kínder (lo suficientemente maduro), me contó que se había casado en la casita  que está en el patio del colegio. En seguida lo encontré adorable, pero cuando siguió la segunda parte de la historia, las cosas me comenzaron a parecer un poco extrañas. Sí, se casó, ¡pero con dos compañeras! Cuando me lo contó a mí y a mi esposo, su cara era de tal seriedad que no podíamos reírnos… Ahora, Pedrito va feliz todos los días, ¡porque en la clase tiene 2 esposas!”


8. De como mi mamá se divorció

Estoy en la sala en una reunión de tele trabajo y escucho a lo lejos la clase de mi hija, hablaban de los integrantes de la familia. Cuando le preguntan dice bueno en mi casa somos nosotras tres mi mamá , mi abuela y yo porque mi mamá se divorció de mi papá. Los amigos preguntan que es eso? y uno responde es cuando alguien no te agrada lo divorcias ósea que lo alejas así como la profe de ingles que me voy a divorciar porque manda mucha tarea. Me reí por un rato y luego fui a conversar con mi hija mas seriamente sobre el divorcio porque era obvio que no era la mejor explicación jajajaja