Noticias

Publicado en mayo 13th, 2015 | Por Rhynia Moreno

0

Un niño de once años, nuevo prodigio del jazz

Los prestigiosos festivales de Newport y Montreal contarán este año con la presencia de una estrella inesperada. Se trata de Joey Alexander, un joven indonesio que con apenas once años ha revolucionado la escena jazzística de Nueva York.

Quien haya tenido la suerte de escuchar su primer álbum, «My favorite things», publicado esta misma semana, no se extrañará al compobar que entre las aficiones de Alexander se encuentran Los Vengadores, Bob Esponja y… ¡Thelonious Monk! Y es que, pese a ser un niño, su habilidad con el piano ha hecho que grandes del jazz como Wynton Marsalis y Herbie Hancock no hayan dudado en reconocer su talento y deshacerse en elogios.

No es para menos. «My Favorite Things» se abre con una versión de diez minutos del «Giant Steps» de John Coltrane que nada tiene que envidiar a otros intentos mucho menos armónicos (por no decir prescindibles). No contento con tamaña apertura, Alexander incluye en el disco baladas como «Lush Life», de Billy Strayhorn, o «Round Midnight», de su admirado Monk.

Pero no sólo de versiones vive el talento de este joven. Joey Alexander también se atreve con la composición y no lo hace nada mal, a juzgar por cómo suena «Ma Blues», inspirado en el clásico de Bobby Timmons «Moanin’». «Para mí el jazz is una vocación. Me gusta el jazz porque trata de la libertad para expresarse uno mismo y ser espontáneo, y está lleno de ritmo e imporvisación», aseguró el joven pianista, que no llega al metro cincuenta y apenas pesa 36 kilos, en una entrevista reciente.

Alexander debutó en la escena estadounidense en mayo de 2014 en la gala anual del Lincoln Center (JALC), donde interpretó al piano una versión de «Round Midnight». Según cuenta AP, fue el propio Marsalis, director artístico del JALC, quien le trajo desde Indonesia, después de que un amigo le insistiera tras ver al joven pianista en un vídeo de YouTube interpretando piezas de Chick Corea, Coltrane y Monk.

Nacido en Bali, Josiah Alexander Sila comenzó a tocar el piano a los seis años, cuando su padre, pianista y guitarrista aficionado, llevó a casa un teclado eléctrico. El pequeño comenzó a tocar, de oído, el«Well, You Needn’t», de Monk, y otros clásicos que escuchaba de la colección de jazz de su padre. Sorprendido, su padre comenzó a darle clases y Alexander comenzó a tocar con músicos locales. El siguiente paso supuso su traslado a Jakarta, donde entró en contacto con los grandes del jazz en Indonesia.

Después de que en 2013 el joven pianista ganara el Master-Jam Fest de improvisaciones de jazz en Ucrania, su padre, al principio reacio, comenzó a ser consciente de que la temprana afición de su hijo se había convertido ya en una carrera profesional en toda regla, como demuestra la grabación de su primer disco, «My Favorite Things». El joven ya cuenta, además, con perfiles oficiales en YouTube, Facebook y Twitter, donde cuenta con 1.380 seguidores.

Fuente: http://www.abc.es/


Acerca del autor



Comentarios cerrados

Volver al principio ↑