Bublé y Lopilato se trasladaron a Los Ángeles después de que su hijo mayor, Noah, fuese diagnosticado con un cáncer de hígado.

En aquel momento la pareja anunció la suspensión temporal de su actividad profesional para dedicarse a la salud del pequeño.

Con el tratamiento, Noah evolucionó favorablemente aunque deberá continuar con visitas médicas a la ciudad californiana en los próximos meses.

Según detallaron los medios argentinos, Lopilato continuará ahora con la filmación de un proyecto que dejó pendiente el año pasado, la película “Los que aman, odian”.

Noah, nacido en agosto de 2013, es el hijo mayor de la pareja artística.

Bublé y Lopilato, que también son padres de Elías desde enero de 2016, están casados desde abril de 2011.