Noticias

Publicado en Enero 31st, 2017 | Por Fatima Arrue

0

Japón logra convertir la ropa usada en combustible

Han pasado décadas desde que los humanos sabemos que el planeta está a punto de colapsar. El agua potable cada vez es menos, la tierras están más áridas y con menos nutrientes, cientos de miles de especies han desaparecido, los bosques están siendo talados y el calentamiento global acaba día a día con los polos.

De continuar a este ritmo, todo lo que conocemos y hace tan único a nuestro planeta, desaparecerá. Es por eso que desde años, científicos e investigadores de todo el mundo se han dedicado a descubrir nuevas maneras de satisfacer nuestras necesidades sin destruir el planeta.

La empresa japonesa JePlan logró inventar un proceso que permite utilizar ropa vieja o usada para generar combustible. La idea es muy simple pero, a la vez, extremadamente compleja: extraer la fibra de algodón de la ropa usada para que genere etanol.

Una tonelada de ropa puede generar hasta 700 litros de etanol. De acuerdo con las cifras de la empresa japonesa, utilizar un producto tan popular como la ropa como materia prima es un muy buen negocio, pues sólo el 10 por ciento de toda la ropa que se produce a nivel mundial se recicla.

Sin embargo, existe un reto aún mayor: poder convertir el poliéster en etanol. Por el momento el procedimiento únicamente funciona si la ropa está fabricada con algodón, lo que provoca que mucha de la materia prima se desperdicie.

JePlan se fundó en 2007 con la colaboración de la Universidad de Osaka, comenzando su actividad operativa en 2010. Actualmente la planta ubicada en la isla de Kyushu tiene la capacidad de procesar hasta 2 mil toneladas de ropa al año.

Para obtener su particular materia prima, JePlan instaló cajas de recogida de prensa en 2 mil 100 localizaciones en todo Japón, incluyendo centros comerciales y tiendas de conveniencia.
De igual forma, la compañía está actualmente en conversaciones con marcas deportivas y equipos de fútbol de todo el mundo para lograr que cooperen con su objetivo: generar combustible a través de un proceso no contaminante ayudando a reciclar y sin dañar al planeta.


Acerca del autor



Comentarios cerrados

Volver al principio ↑