Noticias

Publicado en marzo 24th, 2015 | Por Rhynia Moreno

0

El jazz como herramienta para unir a la sociedad

Wynton Marsalis habló sobre el jazz, su importancia social y los conciertos en el Solís.

En la película Whiplash, recientemente nominada al Oscar, se narra la formación de un joven baterista de jazz. En un momento, su maestro le dice que para tocar con los mejores, como la Jazz at Lincoln Center Orchestra, debe entrenar duro.

“Esa es la mejor parte de la película”, aseguró en tono jocoso Marsalis en la conferencia de prensa ofrecida ayer al meiodía en la Sala de eventos del Teatro Solís, donde se presentó anoche desde las 20:30 horas. Hoy, Marsalis y la Lincoln Orchestra volverán a presentarse en el Solís a la misma hora.}

En un tono más serio, los músicos no dudaron en calificar a Whiplash como “una comedia totalmente irreal”. Entonces, ¿cómo fueron los inicios de Marsalis en el jazz? Su padre Ellis, según contó, era pianista de jazz y, entre otros, tocó con el reconocido trompetista Al Hirt. “En mi sexto cumpleaños, Al me regaló su trompeta”, recordó Marsalis.

Así nació una relación que dura hasta hoy y que goza de muy buena salud. Con su trompeta, Marsalis está al frente de la azz at Lincoln Center Orchestra desde 1989 y llegó a Uruguay por segunda vez (ya lo hicieron en 2005 en el Cine Plaza) con un repertorio que sobrevuela varios clásicos, desde John Coltrane hasta John Birks. Sin embargo, según adelantó, el repertorio será distinto la noche de hoy con respecto a la de ayer.

Esta visita, enmarcada dentro del Jazz Tour e impulsada por el Centro Cultural de Música, tiene también un fuerte acento social e instructivo. Hoy, entre las 14 y las 17:30 horas, se estarán desarrollando tres workshops: Saxophone por Walter Blanding (Saxo Tenor y Soprano, Clarinete), Drums and rhythm section por Ali Jackson (batería) y Brass por Greg Gisbert (trompeta).

En un tono más serio, los músicos no dudaron en calificar a Whiplash como “una comedia totalmente irreal”. Entonces, ¿cómo fueron los inicios de Marsalis en el jazz? Su padre Ellis, según contó, era pianista de jazz y, entre otros, tocó con el reconocido trompetista Al Hirt. “En mi sexto cumpleaños, Al me regaló su trompeta”, recordó Marsalis.

Así nació una relación que dura hasta hoy y que goza de muy buena salud. Con su trompeta, Marsalis está al frente de la azz at Lincoln Center Orchestra desde 1989 y llegó a Uruguay por segunda vez (ya lo hicieron en 2005 en el Cine Plaza) con un repertorio que sobrevuela varios clásicos, desde John Coltrane hasta John Birks. Sin embargo, según adelantó, el repertorio será distinto la noche de hoy con respecto a la de ayer.

Esta visita, enmarcada dentro del Jazz Tour e impulsada por el Centro Cultural de Música, tiene también un fuerte acento social e instructivo. Hoy, entre las 14 y las 17:30 horas, se estarán desarrollando tres workshops: Saxophone por Walter Blanding (Saxo Tenor y Soprano, Clarinete), Drums and rhythm section por Ali Jackson (batería) y Brass por Greg Gisbert (trompeta).

El jazz, al menos en el contexto local, es una música ligada a cierto sector musicalmente instruido y no de corte tan popular como otros ritmos. Marsalis es un ejemplo: un referente mundial del jazz que ha tocado con otros músicos reconocidos como Eric Clapton, es sin embargo un desconocido para la mayor parte de los montevideanos de a pie. Sin ir más lejos, dejó el Solís por la puerta principal, acompañado de su asistente y caminando hasta su hotel.

Pero para el músico de 53 años nacido en Nueva Orleans, sin embargo, este aire de exclusividad que rodea al género del que es confeso obsesivo no va de la mano con la pertenencia o no a determianda clase social, como se tiende a creer. “No es un asunto de clases sociales, incluye a las personas con mayor acceso al arte”, dice Marsalis. “Eso significa que algunos, individualmente, están más interesados y otros menos. Con el jazz, con la literatura, con el teatro, con la danza, pasa con todo. Cualquier cosa que dependa del desarrollo del gusto necesitará de la educación como uno de sus requerimientos”.

Fuente: www.elpais.com.uy


Acerca del autor



Comentarios cerrados

Volver al principio ↑