Noticias

Publicado en marzo 19th, 2015 | Por Rhynia Moreno

0

Dennis Stock, el fotógrafo de rostro icónico entre el jazz y los retratos de James Dean

Dennis Stock

 

En la fotografía, en el arte en general, existe lo icónico como resultado de una imagen que pasa a la historia porque su repetición y su puesta en circulación en el mercado artístico y en la cultura de masas hace que todos reconozcan las imagen con el paso de los años. En este sentido, el fotógrafo Dennis Stock sabía sobre ello. Una de las fotografías más icónicas del actor James Dean fue tomada por este autor que nació en el barrio del Bronx de Nueva York (casualidad con Winogrand) en 1928, y que falleció hace cinco años en Sarasota (Florida).

Dennis Stock, que empezó a tomar fotografías tras volver de su alistamiento en la marina durante la II Guerra Mundial, aprendió este arte junto con Gjon Mili, para en 1951 entrar como invitado en Magnum tras la propuesta de Robert Capa al haber sido galardonado con el premio LIFE en la categoría de joven fotógrafo.

Andreas

Este newyorkino es conocido sobre todo por los retratos que realizó a James Dean, ya que le conoció cuando se trasladó a Hollywood, en especial el titulado “Dean in Times Square”. Pero también porhaber retratado de manera excepcional el mundo del jazz. En su libro “Jazz Street” recogió toda la escena de este género musical gracias a retratos de míticos músicos como Duke Ellington o Louis Armstrong. Durante los años sesenta estuvo muy metido en las comunas hippies retratando esa forma de vida y contracultura que reflejó en “The alternative”.

Y siempre ligado a Magnum, para quien trabajó activamente desde 1954 hasta sus últimos días, a excepción del año que trabajó en su propia empresa Visual Objectives Inc., aunque terminó volviendo a la prestigiosa agencia para ser vice presidente del área de new media y film.

Un fotógrafo cuyo nombre desconocemos pero que tomó imágenes míticas

Efectivamente Dennis Stock encarna a ese tipo de fotógrafo cuyo nombre apenas resuena en nuestras cabezas, siendo paradógicamente renocible gracias a sus icónicas fotografías. Podemos decir que todo lo que no tenía su nombre de icónico, lo tiene su obra, pero también lo tuvo (y sigue teniendo) su rostro, ya que se convirtió en todo un icono gracias a Andreas Feininger y al retrato “The Photojournalist”, cuyas hojas de contacto os comparto y que inmediatamente reconoceréis.

Como igualmente reconoceréis ese retrato ya citado de un joven James Dean paseando bajo un día de lluvia, cigarro en boca, por Times Square. O esa chica (foto de portada) bailando en primer plano bajo una multitud que disfrutaba igualmente en el Venice Beach Rock Festival de 1968. Y qué me decís del genial rostro de Earl Hines cantando, en una fotografía llena de dinamismo, al piano. O Audrey Hepburn apoyada sobre la ventanilla de un coche durante el rodaje de “Sabrina”. Incluso esa imagen de Bill Crow caminando por Nueva York cargado con su instrumento musical.

Imágenes todas ellas que se han reproducido cientos de veces y que nos hablan de la maestría de un fotógrafo que paseó su cámara por los rincones del globo, siempre atento a las escenas, quizá también con cierta predisposición a esa iconicidad de las imágenes. Os comparto el link de Magnum con algunas de sus mejores instantáneas, pero también el trailer del film dirigido por Hanna Sawka donde se habla de su figura y de su obra. Disfrutadlo.

Fotógrafo Dennis Stock

Fuente: http://www.xatakafoto.com/


Acerca del autor



Comentarios cerrados

Volver al principio ↑