En una prueba temprana, investigadores franceses presentan evidencia de que los perros pueden detectar Covid-19 olfateando el sudor de las axilas de los humanos.

Después de un período de entrenamiento, ocho perros, que previamente habían sido entrenados para detectar explosivos y cáncer de colon, pudieron detectar la enfermedad la mayor parte o todo el tiempo, informan los investigadores.

Los investigadores utilizaron muestras de olor en las axilas porque contenían una fuerte señal química que indicaba un posible patógeno en el cuerpo, pero no el virus en sí, para no poner en riesgo la seguridad de los animales. Según la revista Science, la nariz de un perro es aproximadamente 100 millones de veces más sensible que la de un humano, y estudios anteriores han demostrado su capacidad para detectar una variedad de enfermedades, incluida la diabetes y algunos tipos de cáncer.

En dos ocasiones, dos de los perros indicaron un resultado positivo para las muestras que, según los científicos, provenían de personas no infectadas con el coronavirus. «La información se envió de inmediato al hospital correspondiente, las pruebas se rehicieron y los resultados fueron positivos», dijo el informe.