1. Muchos tatuajes mejoran tu sistema inmunitario

Un estudio publicado en el American Journal of Human Biology descubrió que los tatuajes sirven para inocular el sistema inmune. Existen dos motivos tras este descubrimiento. Uno de estos motivos es que producen una menor reducción de inmunoglobulina A. El segundo motivo es que hacerse un tatuaje estimula una respuesta inmune.

La inmunoglobulina A es un anticuerpo que ayuda al sistema inmunológico, gastrointestinal y respiratorio. Los niveles más altos de anticuerpos ayudan al cuerpo a protegerse de los agentes patógenos e incluso del resfriado común o la gripe.

Los tatuajes también estimulan y fortalecen la respuesta inmune. Cuando el sistema inmunitario detecta un invasor extraño en el cuerpo, envía anticuerpos para atacarlos. Esto mismo sucede cuando te haces un tatuaje. Tu cuerpo ataca al invasor extraño (tinta del tatuaje), por lo que puede producirse hinchazón. En última instancia, tu cuerpo acepta la tinta y comienza a cicatrizar. Durante ese tiempo, el sistema inmunitario se fortalece gracias al esfuerzo que hace para combatir la tinta.

Un primer tatuaje no tiene el mismo efecto que muchos tatuajes. En el primero, estarás más susceptible temporalmente porque tu sistema inmunitario estará ocupado luchando contra la tinta del tatuaje. Sin embargo, un mayor número de tatuajes producen efectos positivos en nuestro sistema inmune.

2. Los tatuajes reducen estrés

Además de la inmunoglobina A, el estudio anterior también comprobó los niveles de cortisol.  Cortisol es la hormona del estrés. El cortisol se probó en el estudio porque se trata de un supresor de la respuesta inmune.

Se descubrió que múltiples tatuajes reducen los niveles de cortisol, mejorando los beneficios del sistema inmune de los tatuajes, pero también reduciendo el estrés.

Los altos niveles de cortisol están asociados con muchos de los perjuicios físicos y mentales tras el estrés, entre otros problemas:

  • Migrañas/dolores de cabeza
  • Aumento de peso
  • Inhibición de la memoria y el aprendizaje
  • Tensión arterial elevada

El cuerpo produce cortisol en un intento de reducir el dolor, pero los efectos asociados a él muchas veces no compensan este beneficio. Múltiples tatuajes provocan que la respuesta de la hormona cortisol sea menos activa. Esto significa que se produce menos cortisol, lo que resulta en la reducción de los niveles de estrés.

 

3. Los tatuajes pueden ayudar en las actividades deportivas

La disminución de los niveles de cortisol no solo es excelente para reducir el estrés, también tiene beneficios físicos positivos para cualquiera que entrene con regularidad.

En estos momentos, una de las tendencias más populares en el entrenamiento con pesas es intentar reducir los niveles de cortisol. El motivo tras ello es que el cortisol reduce la capacidad del cuerpo para recuperarse y sanar. La reducción del cortisol significa que los músculos pueden repararse más rápido después de un entrenamiento, aumentando el volumen muscular y necesitándose menos tiempo en el gimnasio.

Todos los deportistas, desde levantadores de pesas hasta jugadores de fútbol, ​​hacen todo lo posible para mantener bajos los niveles de cortisol. Y lo hacen tomando suplementos e incluso utilizando protectores bucales en el gimnasio. Quizás pronto veremos un aumento de tatuajes entre los deportistas a fin de obtener este beneficio.

4. Los tatuajes visibles te pueden ayudar a conseguir un trabajo

Hace ya tiempo que existe cierto estigma en contra de los tatuajes en el lugar de trabajo. No es extraño que los jóvenes que buscan trabajo quieran eliminar sus tatuajes con la esperanza de ser contratados. Sin embargo, estudios recientes han descubierto que, en algunos casos, los tatuajes visibles pueden aumentar las probabilidades de ser contratado.

La universidad de St. Andrews realizó un estudio sobre selección de candidatos y tatuajes visibles. El estudio descubrió que en algunos tipos de trabajos se prefieren los tatuajes visibles. La razón tras ello es que algunos tatuajes ayudan a presentar una imagen con la que la empresa en cuestión desea ser asociada.

La mayoría de este tipo de trabajos está asociada a empresas que enfocan en un público joven y energético. Esto es más habitual en sectores como la moda.

Pero incluso en aquellas empresas permisivas con los tatuajes, tatuajes con motivos sexuales, ofensivos o sobre drogas todavía son rechazados.

Los mayores obstáculos para las vacunas son la eficacia y los costes. A través del estudio del tatuaje, los científicos han descubierto maneras de conseguir que las vacunas sean más efectivas con un coste de producción más bajo. Así, utilizan tatuajes como método de administración de vacunas en lugar de la aguja tradicional.

El método de infiltración de tatuajes utiliza vacunas de ADN que proporcionan múltiples dosis de forma segura y en una sola sesión. Los resultados son respuestas inmunitarias humorales y celulares más altas que las obtenidas con inyecciones de vacunas tradicionales, con hasta 16 veces más efectos sólidos.

Las vacunas de ADN tienen un menor coste de producción, por lo que son más accesibles. Los laboratorios ya han tenido éxito utilizando el método de la vacuna para el VPH en ratones. Y el tatuaje como método de infiltración ya está en uso para otras aplicaciones médicas.

El inconveniente es que el tatuaje es más doloroso. Después de todo, es un tatuaje que una aguja tradicional. Esto puede limitar su uso a las vacunas terapéuticas, el tratamiento del cáncer y otras enfermedades importantes.

Los tatuajes para vacunas no usan tinta, por lo que no son permanentes.

6. Los tatuajes aportan confianza y autoestima

Aquellas personas que tienen tatuajes, conocen esa confianza que se asocia a la tinta fresca.  Sientes emoción y quieres mostrarla. Es como una versión amplificada de la sensación que tienes después de un buen corte de pelo.

Los encuestados con cuatro o más tatuajes tenían una autoestima considerablemente más alta que aquellos con menos tatuajes. Esto resultó especialmente obvio entre aquellas personas que habían informado de un historial de depresión.

La causa tras ello puede ser que un tatuaje te aporta una sensación de control sobre ti mismo. Y te permite recuperar algo que habías perdido o te habían quitado.

7. Te sientes bien llevando tatuajes

A menudo escuchas a personas que, tras su primer tatuaje, afirman que no pueden esperar para hacerse el siguiente. Esto puede sorprender a algunas personas que se preguntarán: “¿no duelen los tatuajes?” Otros suponen que ese estado de euforia es debido a la nueva apariencia o la confianza que se obtiene con la nueva tinta. Pero desde un punto de vista científico, va mucho más allá.

Uno de los mayores atractivos que incita a la gente a volver a tatuarse es el proceso en sí. Sí, hacerse un tatuaje duele, pero es la respuesta del cuerpo a este dolor lo que hace que tatuarse haga que te sientas bien. Tu cuerpo libera una combinación de endorfinas y adrenalina, lo cual produce un estado eufórico. Y esa sensación vuelve a llevar a la gente a la clínica de tatuajes.

¿Buscas tu próximo tatuaje?

Ya estés pensando en hacerte tu primer tatuaje o contribuyendo a tu colección en constante crecimiento, es bueno saber que la tinta del tatuaje puede tener algunos beneficios para la salud. Pero recuerda siempre que, a pesar de estos beneficios, sigue siendo importante priorizar la seguridad del tatuaje y elegir los mejores establecimientos de tatuajes que sigan todas las prácticas sanitarias.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Marked fields are required.