Mundo Cool

Publicado en Septiembre 22nd, 2015 | Por Fatima Arrue

0

Conoce a la NIÑA de 9 años que donó su tesoro más querido por AMOR ¡Sin palabras!

Dicen que el amor y la amistad puede con todos los obstáculos que se nos presenten en la vida, pero si a eso va sumado la inocencia y la humildad de los niños, es imposible que las cosas salgan mal.

Libby es una niña de 9 años que quiere ser como Rapunzel, la princesa de largos cabellos dorados. Por eso se deja crecer mucho el cabello.

Libby tiene un retraso en el crecimiento corporal, pero su larga cabellera siempre ha sido su orgullo.

Sin embargo, hay algo que Libby ama tanto o más que a su cabello: a su amigo Aiden Selleck, a quien ella ve como su futuro esposo.

El corazón de Libby quedó destrozado cuando supo que a Aiden le habían diagnosticado un tumor cancerígeno en el hígado. Y cuando vio a su pequeño amigo en cama, decidió ayudar.

Libby ha apoyado a su amigo en todo momento, dándole mucho cariño y fortaleza. ¡Parecen una verdadera pareja!

Cuando Libby vio que Aiden había perdido su cabello, decidió que se cortaría el suyo para donárselo. Pero su madre le explicó que eso no era posible.De todas formas, Libby ya estaba decidida, y se cortó su larga cabellera de 28 centímetros. Al no poder dársela a su amigo, se la donó a una organización que hace pelucas para los niños con cáncer.

La madre de Libby la llevó a ver a Aiden un día después de su primera sesión de quimioterapia. Al ver a su amigo tan débil, pálido y sin cabello, Libby decidió que tenía que hacer algo por él.

Además de donar su cabello, Libby y sus padres comenzaron una campaña de recaudación de fondos para celebrarle una fiesta a Aiden cuando supere sus sesiones de quimioterapia. Tener el apoyo de todos sus familiares y amigos será un hermoso regalo.

Los padres de ambos niños son testigos de lo mucho que se quieren: “Siempre nos dicen que se van a casar y que van a tener tres hijos”.

La extracción del tumor le dejó a Aiden una cicatriz, pero él le dice a todos que esa marca se la dejó un tiburón que lo mordió.

Con una compañía como Libby, no tenemos dudas de que Aiden se recuperará muy pronto. ¡Tanto amor no puede ser en vano!


Acerca del autor



Comentarios cerrados

Volver al principio ↑