Felipe II y el Milagro para Dios

La maravilla mecánica con la que el todopoderoso rey Felipe II le cumplió una promesa a Dios

El monje autómata

Aunque no siempre está a la vista, en las colecciones permanentes del Museo Nacional de Historia Estadounidense del Smithsonian en Washington, habita un monje.

Dada la oportunidad, el monje camina trazando un trapezoide, mientras se golpea el pecho con el brazo derecho, y levanta y baja una pequeña cruz de madera y un rosario que lleva en la mano izquierda.

Su cabeza gira y asiente, sus ojos se mueven y, silenciosamente, pronuncia oraciones.

De vez en cuando, se lleva la cruz a los labios y la besa.

Le llaman «el autómata de un monje», se sabe que fue hecho en el siglo XVI y que llegó a la capital de EE.UU. desde Ginebra en 1977.

Se sabe también que está hecho de madera y hierro, que tiene rastros de esmalte de distintos colores, que mide 40,64 cm x 12,7 cm x 15,24 cm y que se mueve -todavía, después de más de 4 siglos- impulsado por un mecanismo de reloj de cuerda que está escondido en su cuerpo.

Lo que no se sabe con seguridad es su historia, y eso deja un espacio abierto para algo que lo diferencia de otros autómatas.

Aunque no es el primero ni el único aparato con la capacidad de moverse solo de épocas en las que nos sorprende que existieran, el monje se distingue por estar asociado a una deliciosa leyenda.

Cuentan que…

En 1562, Carlos de Austria y príncipe de Asturias, el hijo del rey Felipe II de España y y su primera esposa, la infanta María Manuela de Portugal, estaba en los alojamientos reales y al bajar unas escaleras, tropezó, cayó y se golpeó la cabeza contra una puerta.

Carlos de Austria y príncipe de Asturias

Al principio no parecía que fuera grave, pues seguía consciente.

Pero, pronto, se le hinchó la cabeza de manera alarmante, le dio fiebre, empezó a delirar y perdió la vista.

En cualquier caso, esta sería una calamidad, pero en este caso, agravada por el hecho de que el joven estaba destinado a ser rey.

En la corte, estaban desesperados; en las calles, los súbitos de la corona pensaban que Dios estaba enojado, así que rezaban, ayunaban y hacían procesiones.

De Europa llegaron los mejores doctores e intentaron todo lo que se les ocurrió: desde abrirle un hueco en el cráneo, para aliviar la presión, hasta aplicarle ungüentos y hacerle sangrías y tantas purgas que en un momento tuvo 20 evacuaciones intestinales en unas pocas horas.

Pero nada funcionó.

El príncipe heredero estaba agonizando.

Su padre…

El rey ya no sabía qué más podía hacer.

Felipe II

Era uno de los dueños del mundo: regía sobre casi toda la recién descubierta América, así como gran parte de Europa; las Filipinas, al otro lado del mundo, habían sido nombradas en su honor; era amigo del Papa… pero su poder no le alcanzaba para salvar a su hijo.

Así que recurrió a Dios.

La leyenda dice que se arrodilló junto a su hijo en el lecho de muerte e hizo un pacto con Dios: si hacía el milagro de sanar a su hijo, él lo pagaría con un milagro para Dios.

En cuestión de una semana, Carlos de Austria y príncipe de Asturias recobró la vista; antes de que se acabara el mes, parecía que nada malo había pasado.

Dios había hecho el milagro.

Ahora le tocaba al rey.

El sueño

Hay documentos que cuentan que apenas pudo hablar, el príncipe Carlos le relató a su padre un sueño que había tenido mientras estaba mal.

En él, un monje maravilloso, con la cabeza rapada, la nariz puntiaguda, mirada penetrante y vestido con los hábitos franciscanos, había entrado en sus aposentos, se había acercado a su lecho de muerte y, con la cruz en la mano, le había dicho que todo iba a estar bien… y fue entonces que se mejoró.

San Diego de Alcalá.

Gracias la descripción -al menos para quienes se enteraron de ella en ese momento-, no había duda de que se trataba de alguien muy célebre en esos lares y que había muerto 100 años atrás.

Lo que el príncipe no sabía era que, desesperado, Felipe II había hecho llevar la momia de esa persona hasta las cámaras regias para invocar la mediación divina en la curación de su hijo.

Los restos fueron puestos a los pies de la cama en la que yacía el príncipe.

Se trataba de fray Diego de Alcalá, quien más tarde, en 1588, fue canonizado precisamente a instancias de Felipe II, y hoy es mejor conocido como san Diego de Alcalá.

El milagro debido

El sueño le dio una idea al rey para sucuenta pendiente con Dios.

Citó a uno de los mejores relojeros de Europa, un italo-español llamado Juanelo Turriano, y le pidió -de la manera que piden los monarcas- que hiciera una versión mecánica de Diego de Alcalá.

Monje en distintas posiciones.

Y así como fue creado ese monje que todavía hoy se mueve poniendo un pie tras el otro al caminar, se da golpes de pecho pareciendo entonar el mea culpa, y reza, como lo ha venido haciendo desde hace 400 años.

Vale reiterar que, en lo que se refiere al monje automático, poco de esto es corroborado; hay incluso expertos que dudan que haya sido hecho en España, y nadie se aventuraría a asegurar que la leyenda es real.

No obstante, perdura.

Y, ¿no hay veces en las que te dan ganas de -con todo el respeto- taparte los oídos y rehusarte a escuchar la historia alternativa a menos de que te aseguren que es igual de buena o mejor que la leyenda?

Declaración Universal del Genoma Humano

El 11 de noviembre de 1997, en la 29ª sesión de la Conferencia General de la UNESCO, se aprobó unánimemente la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos, luego de 9 años de preparación, participaron el Comité Internacional de Bioética (CIB), define esta Declaración, que el Genoma Humano es la base de la unidad fundamentalmente de todos los miembros de la familia humana y del reconocimiento de su dignidad intrínseca y su diversidad. En sentido simbólico, el genoma humano es el patrimonio de la humanidad y que cada individuo tiene derecho al respeto de su dignidad y derechos, cualesquiera que sean sus características genéticas, respetándose el carácter único de cada uno y su diversidad.

A partir de la década de los noventa varias organizaciones intergubernamentales, principalmente las integradas en el sistema de las Naciones Unidas, pusieron especial atención en las consecuencias que tendría el avance biotecnológico del Proyecto Genoma Humano, vislumbrando las posibilidades de ciertas transgresiones a los derechos humanos. Tal preocupación se ve reflejada en la elaboración de una serie de estudios, reuniones y debates así como el pronunciamiento de importantes iniciativas en torno al tema genómico con la finalidad de plantear soluciones sociales, éticas y legales mediante la emisión de documentos, resoluciones, declaraciones y convenios internacionales enmarcados en el derecho internacional y los derechos humanos.

En Italia, el cambio climático será materia obligatoria en escuelas

El ministro de educación italiano, Lorenzo Fioramonti, afirmó que los jóvenes podrán faltar a clases para sumarse a las protestas de Fridays for Future de la activista Greta Thunberg.

El gobierno de Italia anunció este miércoles que las escuelas públicas del país impartirán clases semanales sobre cambio climático de manera obligatoria, convirtiéndolo en el primer país del mundo en llevar una materia obligatoria sobre el calentamiento global y el desarrollo sostenible, aseguró el ministro de educación Lorenzo Fioramonti en Twitter. Las clases serán para estudiantes desde el primer grado hasta el fin de la secundaria.

El ministro ha dicho que las lecciones de civismo se centrarán en los retos climáticos con 33 horas al año, una hora por semana. «Todo el ministerio está cambiando para hacer de la sostenibilidad y el clima el centro del modelo educativo», aseguró Fioramonti. Además, afirmó que las asignaturas tradicionales, como geografía, matemáticas y física, también se estudiarán desde la perspectiva del desarrollo sostenible. Fioramonti, legislador del partido Movimiento 5 Estrellas, indicó que en el inicio del curso escolar los estudiantes tendrían permitido ausentarse de clases para participar en las protestas de los viernes contra el cambio climático Fridays for Future.

500 años del encuentro entre Cortés y Moctezuma

Así era la gran Tenochtitlan, «la Venecia del Nuevo Mundo» que deslumbró al conquistador español cuando llegó a México

Una ilustración de Tenochtitlan

La historia de Ciudad de México se escribe (y se construye) sobre las ruinas de Tenochtitlan, la «Venecia azteca» que cautivó a Hernán Cortés hace cinco siglos.

Era un espectáculo maravilloso de lagos y canales; una de las mayores ciudades del mundo, casi mística, que Cortés y sus hombres pronunciaban como podían: Tenustitan, Tenochtitlan, Tenestecan o Temixtitan.

Pero lo que realmente hizo que el conquistador español «quedara prendado» de la capital del imperio azteca, le dice a BBC Mundo el doctor en Historia de América Esteban Mira Caballos*, fue su aspecto de «urbe palaciega».

Así la describió el propio Cortés tras su primer encuentro con Moctezuma II, ocurrido el 8 de noviembre de 1519 y que fue un evento que marcaría para siempre la conquista del territorio del actual México.

 

«Con admiración, describió sus calles que, según sus palabras, la mitad eran de tierra y la mitad de agua, por lo que debían transitarse en canoas«, explica el historiador sevillano, especializado en las relaciones entre España y América en el siglo XVI.

«También habló de los puentes que atravesaban estas vías, que eran tan sólidos y anchos que podían pasar 10 caballos juntos a la par», continúa el académico.

«Tan impresionante le resultó al conquistador Tenochtitlan y la confederación mexica que en su Segunda Carta de Relación llegó a sugerir a Carlos V que se erigiese en emperador de aquellas tierras lo cual -decía- no sería menos meritorio que la Corona Imperial de Alemania«.

Hernán Cortés

Esta gran ciudad de Temixtitán (sic) está fundada en esta laguna salada […] Tiene cuatro entradas, todas de calzada hecha a mano. Son calles muy anchas y muy derechas.
Hernán Cortés
Segunda Carta de Relación de Hernán Cortes al emperador Carlos V, 30 de octubre de 1520

Pero ¿qué sabemos realmente sobre como era Tenochtitlan y a través de qué fuentes?

«Conocemos el área urbana de México-Tenochtitlan gracias a estudios con representaciones cartográficas que se han venido haciendo desde la época virreinal», le cuenta a BBC Mundo el historiador mexicano Andrés Lira González**.

Este dibujo muestra México-Tencochitlan a principios del siglo XVI. Está probablemente basado en un boceto de Cortés de 1524. Se encuentra en el Museo Británico de Londres.

Entre otros, dice él, la descripción y mapa de antiguos barrios indígenas que elaboró el sacerdote y cartógrafo mexicano Antonio Alzate en 1789, además de informes sobre testimonios, planos de la ciudad de siglos XVI y XVII e importantes estudios de los arqueólogos Eduardo Matos Moctezuma y Leonardo López Luján.

Esteban Mira añade que hay planos «bastante ajustados a la realidad», como el famoso mapa de Núremberg, el cual se editó en la ciudad alemana en 1524.

«Asimismo, disponemos de la fuente arqueológica que está rescatando y verificando muchos de los lugares que describieron esos cronistas, sacando a la luz complejos arqueológicos como el impresionante Templo Mayor, el edificio del juego de la pelota y el tzompantli o altar de los cráneos», añade Mira.

Mapa de Núremberg

Además de los relatos de Cortés y del conquistador Bernal Díaz, los códices indígenas también nos permiten hacernos una idea de cómo era aquella imponente civilización.

«En la obra de Bernal Díaz del Castillo hallará el lector la impresión que causó a los conquistadores el panorama que contemplaron al asomarse al Valle de México», cuenta Lira González.

El escritor mexicano dice que Cortés, «convencido de la grandeza de México, se empeñó en establecer ahí la capital de los dominios que había logrado y los que lograría después, pese a los inconvenientes del suelo cenagoso».

«Recordemos que Tenochtitlan y Tlatelolco se asentaron en islotes y se extendieron ganando espacio sobre la laguna y ciénagas que ocupaban el Valle de México (en realidad, una cuenca cerrada por montañas en el sur, que impidieron la salida del agua)», señala.

Sin duda, las imponentes estructuras de la ciudad azteca alzada sobre aquel enorme lago deslumbraron a los recién llegados.

Pero «es difícil imaginar en la actualidad cómo debió ser Tenochtitlan a la llegada de los españoles», puntualiza Mira.

Sin embargo, tenemos algunos datos.

«La Venecia del Nuevo Mundo»

«Era una ciudad lacustre, la ‘Venecia americana’ [del Nuevo Mundo] ubicada en medio de un lago, aislada, a la que solo se podía acceder por tres calzadas y que debía ser abastecida desde el exterior», explica Mira.

Para que se hagan una idea: «Se ubicaba en medio de más de 2.000 km2 de lagos en los que había muchos peces, mientras que en las tierras circundantes se practicaba una agricultura muy productiva que permitía altos índices de población de la zona», dice el historiador.

«(El escritor y colonizador español) Fernández de Oviedo la describió como una ciudad palaciega, edificada en medio del lago Texcoco, con casas principales, porque todos los vasallos de Moctezuma solían tener residencia en la capital, donde vivían una parte del año».

Esta litografía a color de 1892, "Entrada de Cortes a México", ilustra el primer encuentro entre Cortés y Moctezuma, el 8 de noviembre de 1519.

«Era una urbe refinada, con baños públicos, con una treintena de palacios que albergaban finas cerámicas y elegantes enseres textiles», añade el historiador español.

Mira dice que el palacio de Moctezuma, incluyendo sus jardines, ocupaba dos hectáreas y media, es decir, era más extenso que muchos alcázares españoles.

«Los propios mexicas se sentían orgullosos de su capital, así como de los grandes logros que habían conseguido, especialmente en las décadas inmediatamente anteriores de la llegada de los hispanos», cuenta el historiador.

«El ejemplo más claro del alto grado de desarrollo de su ingeniería es sin duda el acueducto que abastecía la ciudad, el de Chapultepec, que traía el preciado líquido desde un extremo del lago Texcoco. Y poseía dos complejas canalizaciones, una siempre en activo mientras se limpiaba la otra. Todo ello demuestra los grandes conocimientos en ingeniería hidráulica que llegó a alcanzar esta civilización».

Un acueducto, añade Mira, que fue cortado por Cortes antes del asedio definitivo a la ciudad (en 1521), «lo que implicó un sufrimiento extremo para los asediados, privados en pocas semanas de agua dulce».

Y es que Tenochitlan era impresionante, «pero también extremadamente vulnerable, pues dependía en todo momento de recursos hídricos y de alimentos llegados del exterior».

Este dibujo muestra una vista panorámica de Tenochitlan y del llamado "Valle de México".

Sin embargo, Lira González dice que «son evidentes en la traza y orientación» que Tenochitlan se fundó «sobre la experiencia urbana de la antigua cultura tolteca».

En ese sentido, los mexica «aprovecharon los recursos para orientar y ensanchar su espacio en el medio lacustre que les dejaron otros pueblos anteriormente asentados en los alrededores, desarrollando técnicas innovadoras y efectivas para edificar su ciudad«.

«El ‘pragmatismo’, digamos, de los mexica revela conocimientos astronómicos, religiosos y artísticos palpables en pueblos de Mesoamérica», cuenta el mexicano.

«Destaca una original ingeniería para dominar el espacio en torno al lago y, por obra de su situación y cultura guerrera y comercial, el desarrollo de una actividad expansiva, de la que fue testigo y hábil usufructuario Hernán Cortés».

Una urbe gigante

¿Cuántas personas vivían en Tenochitlan? Lira dice que no es fácil concretar la respuesta.

«Los cálculos de población realizados con testimonios y métodos muy diversos, desde los primeros años hasta los más recientes, son desconcertantes«, le explica a BBC Mundo.

El académico considera como «los más acertados» los que cita el historiador José Luis de Rojas de la Universidad Complutense de Madrid (España), en su libro «México-Tenochtitlan, economía y sociedad en el siglo XV».

De Rojas da como más probable un máximo de 200.000 habitantes.

Vista de la serpiente esculpida que forma parte de un '"muro de serpientes" en el Templo Mayor, Tenochtitlán (Ciudad de México).

«Tomemos en cuenta, por otra parte, que México-Tenochtitlan y Tlatelolco (su ciudad gemela) formaban un conjunto humano en movimiento en constante relación e interpenetración».

Esteban Mira está de acuerdo en la falta de «fuentes fiables» y coincide con Lira en que «no poseía menos de 200.000 habitantes».

«Eso equivale a decir que era una de las ciudades más pobladas del planeta, de bastante mayor tamaño que Roma, París o Sevilla y justo por detrás de Pekín, Constantinopla o Bagdad».

«Para alimentar a una población como esa se requerían al menos 4.000 cargadores diarios, lo que implicaba un trasiego constante de personas y un amplísimo mercado», agrega el investigador.

Cuadro de Tomás J. Filsinger,

Una ciudad idealizada

Además de la falta de precisión sobre los habitantes de aquella inmensa ciudad, la escasez de datos ha alimentado todo tipo de mitos en torno a su construcción.

«El principal y más importante», dice Andrés Lira, «es el de ‘lperegrinación, ordenada y guiada por el dios Huitzilopochtli para llevar a su pueblo al lugar en que habían de fundar su ciudad y engrandecerla».

Los mexicas llegaron así al valle de México, donde encontraronun nopal en el que un águila devoraba pájaros, siguiendo las instrucciones que les había dado el dios.

«Ahí encuentran un bulto en el que hallan dos trozos de madera y unas piedras preciosas», continúa el historiador, pero tras un sorteo quedan en el islote los dueños de las piezas de madera, con las que hacen fuego y trabajan, mientras que los afortunados de las piedras preciosas deciden separarse y establecerse en el islote (que sería Tlatelolco).

Huitzilopochtli era el dios azteca de la guerra.

Pero la mitología no coincide con la historia.

Esteban Mira dice que, contrariamente al mito de la peregrinación, «hoy sabemos que su fundación en medio del lago Texcoco, rodeado de ciénagas y juncos, no fue exactamente voluntaria sino obligada porque, siendo una población emigrante, los mexicas habían sido expulsados de casi todos sitios«.

«Fue en esta zona aparentemente inhóspita donde se les permitió establecerse».

La mitología también ha contribuido a su idealización, además de las narraciones de los escritores de la época.

«Los cronistas españoles tienen la costumbre de comparar lo que ven con lo que ya conocen», cuenta Mira. «Por tanto, las alusiones a ciudades europeas suelen partir de su imaginación«.

Encuentro entre Cortés y Moctezuma

Así, representaban ciudades mexicanas -como Tenochtitlan y Cholula- o peruanas -como Cusco, Tumbes o Cajamarca- «con caracteres arquitectónicos europeos que no se corresponden en absoluto con la realidad».

«Tenochtitlan era una ciudad impresionante por sus dimensiones, por sus jardines y por sus espaciosos palacios y plazas. Pero no hay que olvidar que era muy diferente a cualquier ciudad europea», dice el historiador español.

«Tenía un encanto muy especial pero no se parecía en nada a las ciudades occidentales«.

Las ruinas que quedan de la antigua capital azteca, destruida tras los combates que dieron la victoria a Cortés -con ayuda de aliados indígenas- tampoco se parecen en nada al México moderno.

Pero visitar lo que queda del Templo Mayor, en el corazón de Ciudad de México, sigue teniendo un encanto especial que recuerda la grandeza de un imperio extinguido.

1903 » EL MUSICAL»

El Teatro Nacional volverá a brillar en la épica aventura de Amador Guerrero, María Ossa, José Agustín Arango y los Próceres para independizar Panamá y lograr la Construcción del Canal: «La Revolución más sorprendente del mundo», en la que intrigas políticas y grandes potencias internacionales unen y cruzan fuerzas para lograr la Obra más importante del siglo.

Relatada con un tono y ritmos modernos (Plena, Trap, Salsa, Rock y hasta Vallenato), 1903: El Musical revivirá la Historia de nuestro nacimiento y dejará a los panameños (y hasta a los turistas) un mensaje muy claro: #separatupatria.

Con: Leonte Bordanea, Randy Domínguez, Juliette Roy, Diego De Obaldía, Luis Arteaga, Aaron Zebede y un elenco de más de 50 músicos, cantantes, bailarines y actores panameños en escena.

7 beneficios de los tatuajes sobre la salud

1. Muchos tatuajes mejoran tu sistema inmunitario

Un estudio publicado en el American Journal of Human Biology descubrió que los tatuajes sirven para inocular el sistema inmune. Existen dos motivos tras este descubrimiento. Uno de estos motivos es que producen una menor reducción de inmunoglobulina A. El segundo motivo es que hacerse un tatuaje estimula una respuesta inmune.

La inmunoglobulina A es un anticuerpo que ayuda al sistema inmunológico, gastrointestinal y respiratorio. Los niveles más altos de anticuerpos ayudan al cuerpo a protegerse de los agentes patógenos e incluso del resfriado común o la gripe.

Los tatuajes también estimulan y fortalecen la respuesta inmune. Cuando el sistema inmunitario detecta un invasor extraño en el cuerpo, envía anticuerpos para atacarlos. Esto mismo sucede cuando te haces un tatuaje. Tu cuerpo ataca al invasor extraño (tinta del tatuaje), por lo que puede producirse hinchazón. En última instancia, tu cuerpo acepta la tinta y comienza a cicatrizar. Durante ese tiempo, el sistema inmunitario se fortalece gracias al esfuerzo que hace para combatir la tinta.

Un primer tatuaje no tiene el mismo efecto que muchos tatuajes. En el primero, estarás más susceptible temporalmente porque tu sistema inmunitario estará ocupado luchando contra la tinta del tatuaje. Sin embargo, un mayor número de tatuajes producen efectos positivos en nuestro sistema inmune.

2. Los tatuajes reducen estrés

Además de la inmunoglobina A, el estudio anterior también comprobó los niveles de cortisol.  Cortisol es la hormona del estrés. El cortisol se probó en el estudio porque se trata de un supresor de la respuesta inmune.

Se descubrió que múltiples tatuajes reducen los niveles de cortisol, mejorando los beneficios del sistema inmune de los tatuajes, pero también reduciendo el estrés.

Los altos niveles de cortisol están asociados con muchos de los perjuicios físicos y mentales tras el estrés, entre otros problemas:

  • Migrañas/dolores de cabeza
  • Aumento de peso
  • Inhibición de la memoria y el aprendizaje
  • Tensión arterial elevada

El cuerpo produce cortisol en un intento de reducir el dolor, pero los efectos asociados a él muchas veces no compensan este beneficio. Múltiples tatuajes provocan que la respuesta de la hormona cortisol sea menos activa. Esto significa que se produce menos cortisol, lo que resulta en la reducción de los niveles de estrés.

 

3. Los tatuajes pueden ayudar en las actividades deportivas

La disminución de los niveles de cortisol no solo es excelente para reducir el estrés, también tiene beneficios físicos positivos para cualquiera que entrene con regularidad.

En estos momentos, una de las tendencias más populares en el entrenamiento con pesas es intentar reducir los niveles de cortisol. El motivo tras ello es que el cortisol reduce la capacidad del cuerpo para recuperarse y sanar. La reducción del cortisol significa que los músculos pueden repararse más rápido después de un entrenamiento, aumentando el volumen muscular y necesitándose menos tiempo en el gimnasio.

Todos los deportistas, desde levantadores de pesas hasta jugadores de fútbol, ​​hacen todo lo posible para mantener bajos los niveles de cortisol. Y lo hacen tomando suplementos e incluso utilizando protectores bucales en el gimnasio. Quizás pronto veremos un aumento de tatuajes entre los deportistas a fin de obtener este beneficio.

4. Los tatuajes visibles te pueden ayudar a conseguir un trabajo

Hace ya tiempo que existe cierto estigma en contra de los tatuajes en el lugar de trabajo. No es extraño que los jóvenes que buscan trabajo quieran eliminar sus tatuajes con la esperanza de ser contratados. Sin embargo, estudios recientes han descubierto que, en algunos casos, los tatuajes visibles pueden aumentar las probabilidades de ser contratado.

La universidad de St. Andrews realizó un estudio sobre selección de candidatos y tatuajes visibles. El estudio descubrió que en algunos tipos de trabajos se prefieren los tatuajes visibles. La razón tras ello es que algunos tatuajes ayudan a presentar una imagen con la que la empresa en cuestión desea ser asociada.

La mayoría de este tipo de trabajos está asociada a empresas que enfocan en un público joven y energético. Esto es más habitual en sectores como la moda.

Pero incluso en aquellas empresas permisivas con los tatuajes, tatuajes con motivos sexuales, ofensivos o sobre drogas todavía son rechazados.

Los mayores obstáculos para las vacunas son la eficacia y los costes. A través del estudio del tatuaje, los científicos han descubierto maneras de conseguir que las vacunas sean más efectivas con un coste de producción más bajo. Así, utilizan tatuajes como método de administración de vacunas en lugar de la aguja tradicional.

El método de infiltración de tatuajes utiliza vacunas de ADN que proporcionan múltiples dosis de forma segura y en una sola sesión. Los resultados son respuestas inmunitarias humorales y celulares más altas que las obtenidas con inyecciones de vacunas tradicionales, con hasta 16 veces más efectos sólidos.

Las vacunas de ADN tienen un menor coste de producción, por lo que son más accesibles. Los laboratorios ya han tenido éxito utilizando el método de la vacuna para el VPH en ratones. Y el tatuaje como método de infiltración ya está en uso para otras aplicaciones médicas.

El inconveniente es que el tatuaje es más doloroso. Después de todo, es un tatuaje que una aguja tradicional. Esto puede limitar su uso a las vacunas terapéuticas, el tratamiento del cáncer y otras enfermedades importantes.

Los tatuajes para vacunas no usan tinta, por lo que no son permanentes.

6. Los tatuajes aportan confianza y autoestima

Aquellas personas que tienen tatuajes, conocen esa confianza que se asocia a la tinta fresca.  Sientes emoción y quieres mostrarla. Es como una versión amplificada de la sensación que tienes después de un buen corte de pelo.

Los encuestados con cuatro o más tatuajes tenían una autoestima considerablemente más alta que aquellos con menos tatuajes. Esto resultó especialmente obvio entre aquellas personas que habían informado de un historial de depresión.

La causa tras ello puede ser que un tatuaje te aporta una sensación de control sobre ti mismo. Y te permite recuperar algo que habías perdido o te habían quitado.

7. Te sientes bien llevando tatuajes

A menudo escuchas a personas que, tras su primer tatuaje, afirman que no pueden esperar para hacerse el siguiente. Esto puede sorprender a algunas personas que se preguntarán: “¿no duelen los tatuajes?” Otros suponen que ese estado de euforia es debido a la nueva apariencia o la confianza que se obtiene con la nueva tinta. Pero desde un punto de vista científico, va mucho más allá.

Uno de los mayores atractivos que incita a la gente a volver a tatuarse es el proceso en sí. Sí, hacerse un tatuaje duele, pero es la respuesta del cuerpo a este dolor lo que hace que tatuarse haga que te sientas bien. Tu cuerpo libera una combinación de endorfinas y adrenalina, lo cual produce un estado eufórico. Y esa sensación vuelve a llevar a la gente a la clínica de tatuajes.

¿Buscas tu próximo tatuaje?

Ya estés pensando en hacerte tu primer tatuaje o contribuyendo a tu colección en constante crecimiento, es bueno saber que la tinta del tatuaje puede tener algunos beneficios para la salud. Pero recuerda siempre que, a pesar de estos beneficios, sigue siendo importante priorizar la seguridad del tatuaje y elegir los mejores establecimientos de tatuajes que sigan todas las prácticas sanitarias.

BANGLADESH SE CONVIERTE EN EL PRIMER PAÍS EN DAR DERECHOS HUMANOS A TODOS SUS RÍOS

En tiempo recientes hemos visto como algunos países, con el fin de proteger sus ríos o bosques, han designado a algunos de ellos como personas, con derechos humanos. Este es un fenómeno que ha pasado con algunos ríos sagrados en India, o con el lago Erie en Ohio, entre otros casos, pero ahora Bangladesh, conocido también como «la tierra de los ríos» por la gran cantidad que lo cruzan, ha aprobado una ley que podría sentar bases en todo el mundo, con la que la Suprema Corte le ha otorgado derechos legales a todos los ríos de esta nación.

Ahora, cuando una persona dañe un río, una comisión nacional podrá perseguirlo criminalmente, pues ahora se debe tomar en cuenta el derecho a la vida de cada río. Los representantes de esta comisión tienen el poder de realizar demandas cuando se ponga en riesgo a un río.

Por supuesto este derecho presenta ciertas lagunas legales y quizá algunos problemas, pero es parte de una ley nueva y radicalmente distinta, que por otra parte podría ser urgente para preservar el planeta. Algo así en Brasil actualmente podría ser esencial para evitar el enorme daño que los incendios del Amazonas podrían ocasionar al planeta.

La ley pasada en Bangladesh es lo que también ha sido llamado en inglés environmental personhood o la calidad de persona del medio ambiente, algo que por otra parte ha sido entendido por milenios entre culturas indígenas, las cuales quizá por esto han sabido proteger mejor el medio ambiente.

El problema que algunos analistas ven con esta ley, que es muy cercana a un concepto filosófico, es que puede perderse en la práctica como una mera acción simbólica, ya que procesar demandas es algo costoso y que requiere una gran cantidad de tiempo y atención, algo que pocas personas están dispuestas a realizar. Parece que es importante que existan mecanismos y recursos para asegurarse de que los ríos sean defendidos enérgicamente en su calidad de personas.

De cualquier manera, muchas personas creen que esto es generalmente positivo y se preguntan incluso si no es esto algo que deberíamos de copiar en todo el mundo.

Laika es Lanzada al Espacio

Laika, la canina rusa, pasaba a la historia como el primer ser vivo en orbitar el planeta en el año de 1957. Un mes después del lanzamiento Sputnik I, el primer satélite artificial, Laika fue lanzada al espacio a bordo de la nave espacial soviética Sputnik II, una cápsula cónica de 4 metros de alto y 2 metros de diámetro en la base. Kudryavka, conocida mundialmente como Laika debido al nombre de su raza, viajó en una cabina separada del resto del satélite, sujetada con un arnés y conectada a electrodos que monitoreaban sus señales vitales.

La cabina contaba con un sistema regenerador de aire que le proveía oxígeno, alimento en forma de gelatina y una bolsa que recogía sus excrementos. Laika falleció entre cinco y siete horas después del lanzamiento, mucho antes de lo previsto. La misión les dio a los científicos importante información acerca del comportamiento de los seres vivos en el espacio, lo que allanó el camino para el envío de seres humanos en vuelos espaciales. Como se sabía poco sobre los efectos que los vuelos espaciales podían producir sobre los seres vivos en el momento de la misión de Laika y, la tecnología suborbital no se había desarrollado todavía, Algunos científicos creían que los humanos no podrían sobrevivir al lanzamiento o a las condiciones del espacio exterior, por eso los ingenieros de vuelo vieron a los vuelos de animales como los precursores necesarios para las misiones humanas.